EMBAJADOR ALLAN WAGNER TIZÓN

 

Reseña biográfica

Nació en Lima el 7 de febrero de 1942. Está casado con la señora Julia de la Guerra Urquiaga con quien tiene cinco hijas: Carla, Paula, Mónica, Julia y Verónica Wagner de la Guerra.

Estudió educación primaria en el Colegio Maristas "San Isidro" de Lima y secundaria en el Colegio Nacional "Ignacio Merino" de Talara. Posteriormente realizó estudios de ingeniería química en la Universidad Nacional de Trujillo y humanidades en la Facultad de Letras de la Pontificia Universidad Católica.

Diplomático de carrera, es Licenciado en Relaciones internacionales por la Academia Diplomática del Perú y Conciliador Extrajudicial.

Ha sido distinguido como Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, por la Universidad San Ignacio de Loyola y por la Universidad Nacional de Trujillo.

En 1962 ingresó, por concurso, al Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú en la categoría de Ayudante 5º, llegando a ser el responsable de los asuntos del Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). En esa calidad, viajó a Ginebra en 1965 para capacitarse en política comercial y participar en negociaciones comerciales internacionales. También participó en diversas reuniones que condujeron a la firma del Acuerdo de Cartagena y la creación del Grupo Andino y de la Corporación Andina de Fomento.

En 1966 ingresó a la Academia Diplomática del Perú, de la cual se graduó en diciembre de 1967 con el primer puesto, ingresando por concurso al Servicio Diplomático de la República, también con el primer puesto, como Tercer Secretario. En sus primeros dos destinos en el exterior, fue Representante Alterno del Perú ante la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC) en Montevideo, Uruguay (1968-1971), y luego -ya como Segundo Secretario- fue Jefe del Departamento Económico de la Embajada del Perú en los Estados Unidos de América (1972-1974). En 1975, con la categoría de Primer Secretario, fue trasladado a prestar servicios en la Cancillería, donde fue Director de Cooperación Técnica y Financiera Internacional, así como Director de Relaciones Económicas Latinoamericanas e Integración (1976-1977). En 1978 ascendió a Consejero y fue nombrado a la Embajada del Perú en Chile donde ocupó el cargo de Jefe del Departamento Político (1978- 1979). En 1980 retornó a Lima para ser el primer Jefe de Relaciones Externas de la Junta del Acuerdo de Cartagena. Fue promovido en 1981 a la categoría de Ministro Consejero y en 1982 asumió la Dirección del Gabinete del Ministro de Relaciones Exteriores (1982-1983). En 1983 fue nombrado a la Embajada del Perú en los Estados Unidos de América donde fue Jefe de Cancillería y Encargado de Negocios a.i. En 1984 fue promovido a la categoría de Ministro en el Servicio Diplomático.

En julio de 1985, fue llamado a Lima por el entonces presidente electo, Alan García Pérez, para ser Ministro de Relaciones Exteriores, cargo que asumió a la edad de 43 años, hasta mayo de 1988. En este último año, a solicitud del Congreso de la República mediante una moción multipartidaria sin precedentes, fue ascendido a la categoría de Embajador, lo que había declinado en dos oportunidades por ser el Canciller.

Durante su primera gestión como Ministro de Relaciones Exteriores, propició la formación del "Grupo de Apoyo a Contadora" y trabajó intensamente por la paz y la democracia en Centroamérica. A partir de esa experiencia de concertación política latinoamericana, participó en la creación del Grupo de Río. Asimismo, fue gestor del Grupo Cumbre de Consulta y Cooperación del Sur ("Grupo de los 15"), presidente de la Conferencia Mundial contra el Apartheid y Sanciones a Sudáfrica Racista y presidente del Consejo Latinoamericano del Sistema Económico Latinoamericano (SELA). Impulsó la normalización de las relaciones con el Ecuador, afectadas por el incidente fronterizo de Paquisha, realizando la primera visita oficial de un Canciller peruano en la historia de las relaciones con ese país. También promovió un importante programa de integración en la zona del Altiplano con Bolivia, ratificándose las Convenciones sobre el condominio del Lago Titicaca que dieron lugar a la creación de la Autoridad Binacional regulatoria de ese recurso compartido. Reinició las negociaciones con Chile para la ejecución del Tratado de 1929, buscando integrar las instalaciones portuarias y servidumbres del Perú en Arica. Asimismo, planteó por primera vez a Chile la necesidad de concertar un tratado de delimitación marítima. En el plano multilateral, Wagner gestionó el reconocimiento internacional de la corresponsabilidad de deudores y acreedores en la crisis de la deuda externa y la preeminencia del derecho al desarrollo sobre el servicio de la deuda.

Al dejar dicho cargo político, retornó a la carrera diplomática como Embajador del Perú en España (1988-1990), donde profundizó las relaciones políticas, comerciales y financieras, gestionó la designación del Inca Garcilaso de la Vega como el personaje emblemático del "Encuentro de Dos Mundos" con motivo del V Centenario del Descubrimiento de América y fue comisario de la Exposición Universal de Sevilla donde el Perú presentó en su pabellón al Señor de Sipan.

En los primeros meses del gobierno del Presidente Alberto Fujimori, en 1991, fue nombrado Embajador del Perú en Venezuela. Renunció a este cargo, por sus convicciones democráticas, al día siguiente del autogolpe de abril de 1992 y solicitó su inmediato pase a la situación de disponibilidad en el Servicio Diplomático. El 29 de diciembre de ese año fue uno de los 117 diplomáticos cesados por el gobierno de facto. A partir de su renuncia, Wagner mantuvo residencia en Caracas, desempeñándose entre 1992 y 1998 como Director de Desarrollo y Asesor del Sistema Económico Latinoamericano (SELA).

De regreso al Perú en 1999, participó, como miembro de la Asociación Civil Transparencia, en la lucha por la recuperación de la democracia en el Perú, mientras se desempeñaba como asesor de la Secretaría General de la Comunidad Andina.

En noviembre de 2001 fue nombrado por el gobierno democrático de Alejandro Toledo como Embajador del Perú en los Estados Unidos de América, cargo en el que permaneció hasta el 12 de julio de 2002 en que fue llamado a Lima por el Presidente de la República para asumir, por segunda vez, la cartera de Relaciones Exteriores, que desempeñó hasta el 15 de diciembre de 2003.

Como Embajador en Washington, Wagner organizó la primera visita oficial de un presidente de los Estados Unidos al Perú en la historia de las relaciones bilaterales y condujo las negociaciones que lograron la renovación y ampliación de la Ley de Preferencias Comerciales Andinas (ATPDEA). Con motivo de la visita del Presidente George W. Bush se produjo una reunión con los presidentes del Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia, en la cual se sentaron las bases de lo que sería posteriormente el Tratado de Libre Comercio (TLC).

Durante su segunda gestión como Canciller, Wagner contribuyó al fortalecimiento de la Comunidad Andina, y estableció una "alianza estratégica" entre el Perú y Brasil a través de tres ejes principales: la cooperación en materia de seguridad para la amazonía peruana mediante la incorporación del Perú al sistema SIVAN-SIPAM, la integración vial interoceánica en el marco de la iniciativa IIRSA y la integración comercial con el MERCOSUR, lo que daría origen posteriormente a la Comunidad Sudamericana de Naciones y luego a la UNASUR. Asimismo, impulsó programas de integración profunda con Bolivia y Ecuador, acuerdos de seguridad fronteriza con Colombia y promovió asociaciones estratégicas con Chile y México. También en el plano latinoamericano, le correspondió dirigir en el año 2003 la organización de la reunión cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de los 19 países miembros del Grupo de Río, que se realizó en el Cusco, y presidir durante un año dicho mecanismo a nivel de Cancilleres.

Asimismo, impulsó las relaciones del Perú con los Estados Unidos y la Unión Europea, promoviendo el dialogo político y acuerdos de libre comercio e inversiones. También impulsó la proyección del Perú hacia la Cuenca del Pacífico, gestionando asociaciones estratégicas con China, Corea y Tailandia, y promovió, en alianza con el sector privado, una participación activa del Perú en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), obteniendo para el Perú la sede de la reunión cumbre de este importante mecanismo para el año 2008.

Durante su gestión, el Perú mantuvo una posición firme en la defensa y fortalecimiento de la democracia en la región, propiciando la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, y apoyó la vigencia del Estatuto de Roma y el fortalecimiento de la Corte Penal Internacional. Asimismo, impulsó la candidatura del Perú al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Mediante Decisión 568 del 14 de noviembre de 2003, el Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, en reunión ampliada con los representantes titulares ante la Comisión, eligió por unanimidad al Embajador Allan Wagner como Secretario General de la Comunidad Andina para el período 2004-2008, asumiendo formalmente sus nuevas funciones el 15 de enero de 2004.

Durante su gestión impulsó un nuevo diseño estratégico de la integración andina bajo el título de una "Integración para el desarrollo y la inserción internacional con inclusión social", constituido por tres ejes estratégicos: integración comercial, desarrollo y competitividad, y cooperación política y desarrollo social. Asimismo, impulsó la integración energética y la agenda ambiental andina, impulsó la aprobación de la Política de Seguridad Externa Común Andina y el Plan Integrado de Desarrollo Social, y promovió la cooperación política entre la Comunidad Andina y la Unión Europea, así como el proceso conducente a la negociación de un acuerdo de asociación y libre comercio entre ambas agrupaciones, lo que permitió estabilizar la CAN luego del retiro de Venezuela.

El 28 de julio de 2006 juramentó al cargo de Ministro de Defensa durante el segundo gobierno del presidente Alan García Pérez.

Durante su gestión, Wagner impulsó un proceso de reformas que condujo a la aprobación de una nueva ley del Ministerio de Defensa, que modernizó su estructura y funciones, tanto en las políticas como en la administración de los recursos para la defensa. Gestionó el fortalecimiento de la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas a través del denominado “Núcleo Básico Eficaz”, promovió la interoperabilidad en los planes y estrategias de la defensa nacional mediante el fortalecimiento del papel del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, introdujo nuevos métodos para lograr un sistema de gestión transparente y eficiente al nivel de todo el sector, impulsó medidas legales para la convergencia institucional de las Fuerzas Armadas y desarrolló a nivel regional políticas y acciones bajo el concepto de seguridad cooperativa.

En enero de 2008 el Presidente García lo nombró Agente del Perú ante la Corte Internacional de Justicia para el caso sobre delimitación marítima entre el Perú y Chile, así como Embajador del Perú ante el Reino de los Países Bajos.

Como Agente ante la Corte Internacional de Justicia le correspondió presentar el 16 de enero de 2008 la demanda del Perú para la delimitación marítima con Chile y conducir al equipo de profesionales peruanos y extranjeros (juristas, diplomáticos, marinos, geógrafos, historiadores, etc.) durante el proceso, a fin de preparar los alegatos peruanos escritos (Memoria y Réplica) y los alegatos orales que tuvieron lugar en diciembre de 2012. A ese efecto, se realizó multitud de investigaciones, tanto en el Perú como en el exterior, se elaboró monografías sobre temas específicos, se reflexionó y discutió intensamente cada uno de los argumentos que el Perú expondría en sus diferentes alegatos a fin de fortalecer la posición peruana. Correspondió al Agente establecer el plan de trabajo y presidir las deliberaciones del equipo y definir la estrategia del litigio para las fases oral y escrita. En la fase oral el Agente inició y concluyó los alegatos, exponiendo a nombre del Gobierno del Perú los elementos centrales de la posición peruana y las decisiones específicas que el Perú solicitaba a la Corte para resolver la controversia. El 27 de enero de 2014 la Corte emitió su fallo por el que estableció el límite marítimo entre el Perú y Chile que reconoció el 75 por ciento de los espacios marítimos que el Perú había demandado, es decir, más de 50,000 kilómetros cuadrados que se incorporaron al dominio marítimo peruano.

En su calidad de Embajador del Perú ante el Reino de los Países Bajos, contribuyó al fortalecimiento de las relaciones políticas, económicas y culturales entre los dos países. Por su iniciativa se suscribió un Tratado que permite el cumplimiento de las penas de sentenciados en el país de origen, se logró la ratificación por los Países Bajos del Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea y se obtuvo su respaldo a la exención de la visa Schengen para los ciudadanos peruanos. En el campo comercial, se promovió intensamente las exportaciones peruanas no tradicionales -especialmente frutas y hortalizas- llegando los Países Bajos a convertirse en un centro de acopio y distribución ("hub") del Perú para esa parte de Europa.

También se incrementaron significativamente las inversiones holandesas en el Perú, siendo el cuarto mayor país inversionista. En el campo cultural, se promovieron conferencias y exposiciones de autores y pintores peruanos, destacando la visita en dos oportunidades del laureado escritor Mario Vargas Llosa.

Simultáneamente a su cargo de Embajador en los Países Bajos, Wagner fue también representante del Perú ante el Organismo para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), la Corte Permanente de Arbitraje, la Conferencia de La Haya sobre Derecho Internacional Privado, el Fondo Común de Productos Básicos y la Corte Penal Internacional.

El Embajador Wagner concluyó sus funciones en La Haya el 15 de abril de 2014 y pasó a la situación de retiro en el Servicio Diplomático, radicándose definitivamente en Lima.

En la actualidad es Director de la Academia Diplomática del Perú Javier Pérez de Cuéllar, Presidente de la Asociación Civil Transparencia y Presidente del Capítulo Peruano de la Cámara Internacional de Comercio.

En el terreno académico, en 1982 fue miembro fundador del Centro Peruano de Relaciones Internacionales (CEPEI) y en los años 2000 y 2001 ocupó la presidencia de dicha institución académica. También fue fundador del Instituto para las Relaciones Europeo Latinoamericanas (IRELA), con sede en Madrid, y miembro de su Consejo Directivo.

Es miembro de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional, de la Comisión Andina de Juristas, del Consejo Peruano de Relaciones Internacionales, y de la Benemérita Sociedad Fundadores de la Independencia, Vencedores del 2 de Mayo de 1866 y Defensores Calificados de la Patria.

Ha ejercido la docencia en la Academia Diplomática del Perú, en la Escuela de Graduados de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela, en la Facultad de Integración de la Universidad Andina Simón Bolívar, en la Maestría de Gobernabilidad de la Universidad San Martin de Porres y en la Escuela de Posgrado de la Universidad San Ignacio de Loyola.

Posee la Gran Cruz de la Orden “El Sol del Perú”, la Gran Cruz de la Orden “Al Mérito por Servicios Distinguidos”, la Gran Cruz de la Orden del Servicio Diplomático de la República "José Gregorio Paz Soldán", el gran Collar de la Orden del Congreso de la República, y la Gran Cruz de la Orden de la Justicia. También posee las Grandes Cruces de la Orden Militar de Ayacucho, de las Órdenes al Mérito Militar, Naval y Aeronáutico y de las Órdenes Miguel Grau, Francisco Bolognesi y José Quiñones.

Ha recibido las más altas condecoraciones de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, España, El Salvador, Guatemala, Honduras, Marruecos, México, Países Bajos, Panamá, Paraguay, República de Corea, Rumanía y Venezuela.

 

******